domingo, 7 de abril de 2013

Catedral de San Basilio. Moscú


Catedral de San Basilio. Moscú.




La Catedral del Manto de la Virgen sobre el Foso, más conocida como la Catedral de San Basilio, está situada en la parte meridional de la Plaza Roja, cerca de la Puerta del Salvador del Kremlin, en la parte alta de la ladera que conduce al río Moskova. Fue construida a mediados del siglo XVI entre los años 1555 y 1561 por orden del zar Iván el Terrible para conmemorar la victoria de Rusia sobre el Kanato de Kazán, que formaba parte del Imperio de la Horda de Oro.





La Catedral está compuesta por 9 Iglesias independientes que fueron construidas sobre un fundamento común y unidas entre ellas por pasadizos interiores situados alrededor de la Iglesia central. Por fuera todas las iglesias están rodeadas por una galería originalmente abierta. La Iglesia central está coronada por una cúpula piramidal y los altares laterales tienen bóvedas y cúpulas.
El conjunto de la Catedral se completaba con un campanario abierto con tres cúpulas piramidales, en los arcos de los cuales cuelgan sus macizas campanas. Originalmente la Catedral estaba coronada por 8 cúpulas grandes y una pequeña sobre la Iglesia central. Para subrayar la importancia de los materiales de construcción y proteger la Catedral de los daños atmosféricos, sus paredes están pintadas por fuera de rojo y blanco de manera que la pintura imitara los ladrillos. El material que recubría inicialmente las cúpulas, se desconoce, porque fue destruido en el devastador incendio de 1595.



La Catedral conservó su aspecto original hasta 1588, año en el que fue construida la décima Iglesia que se erigió sobre la tumba de San Basilio que había pasado mucho tiempo contemplando la obra y solicitó ser enterrado al lado. El famoso santón moscovita, al que se le atribuían numerosos milagros, murió en 1557 y, después de su canonización, el Zar Fiodor Ioannovich, hijo de Iván el Terrible, ordenó construir la iglesia. 
En el año 1672 fue construida una undécima iglesia: un pequeño templo encima de la tumba de San Juan, un santón también de fama milagrera, enterrado cerca de la Catedral en 1589.
En el año 1812, las tropas de artillería de Napoleón recibieron la orden de volar la catedral. Sin embargo, sólo fue saqueado e inmediatamente después de la guerra fue reformada y consagrada de nuevo.  Se instaló una verja de hierro forjado que cercaba parte del territorio alrededor de la Catedral.
En 1918, la Catedral del Manto de la Virgen fue uno de los primeros monumentos que el Estado Soviético puso bajo su protección como un monumento de importancia nacional y mundial. El 21 de mayo de 1923 fue abierto para visitas como museo histórico y arquitectónico. Al mismo tiempo, hasta 1929 en la Capilla de San Basilio se celebraron oficios religiosos.
En 1928, la Catedral del Manto de la Virgen se convirtió en una filial del Museo Histórico de Moscú y lo sigue siendo hasta el día de hoy.

Entre 1950 y 1960 se llevaron a cabo unos trabajos de restauración únicos: en el interior de la Iglesia central fue descubierta la inscripción de la creación de la Catedral, en la cual los antiguos arquitectos indicaban la fecha exacta del final de la obra, el 12 de julio de 1561, día de los Apóstoles San Pedro y San Pablo. 
El año 1990 marcó un hito en la historia del museo: la Catedral de San Basilio fue incluida en la lista de los monumentos considerados Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO situados en el territorio de Rusia. Después de una larga pausa, se reanudaron los oficios religiosos en la Iglesia del Manto de la Virgen. 
En 1997, en la capilla de San Basilio, cerrada al público desde finales de 1920, acabó la restauración de los interiores. Pasó a ser parte de la exposición del museo. En su recinto se reanudaron los oficiosos religiosos.
En la Catedral del Manto de la Virgen se celebran oficios religiosos y se honran especialmente las festividades del Manto de la Virgen y de San Basilio.
Entre 2001 y 2011 se llevó a cabo una completa restauración de 7 capillas de la Catedral, fueron renovadas las pinturas de la fachada y parcialmente la pintura a tempera de la galería interior. En 2007, la Catedral del manto de la Virgen ganó el concurso de las “7 maravillas de Rusia”.




Interior de la Catedral de San Basilio de Moscú